Mª Ángeles García

 

El simbolismo del cielo es algo que siempre me intrigó, porque mi padre era aficcionado a la astronomía y fabricó un telescopio cuando yo nací. Mirar el cielo con ese telescopio desde muy temprano, lógicamente produjo en mí una innata curiosidad por profundizar en ello, porque el telescopio era casero y rústico pero con una lente de gran potencia y transparencia. Mirar por él era un auténtico espectáculo. Así, cuando vi con 13 años mi primer libro de astrología para adolescentes, con tablas y fórmulas para conocer uno a uno las posiciones de los planetas y resto de puntos, me lo compré en cuanto pude.

Llevo estudiando y poniendo a prueba la astrología desde los 13 años. A esa edad ya comprobaba el mapa del cielo de las compañeras de Colegio con un carácter más original y sobresaliente y pude ver que había muchas y curiosas sincronías entre ambos. La astrología ha formado parte de mi vida desde entonces. Tengo 58 años en la actualidad y he realizado algunos estudios de psicología en la Universidad. He ido evolucionado hacia una astrología original y personal. Me gusta la rama psicológica y utilizo los arquetipos que da la astrología de una forma un tanto personal también.

Intento trasladar lo que aporta la psicología al Inconsciente pues es quien realmente maneja nuestra vida. Ponemos luz a patrones inconscientes que no se percibía antes, para que dejen de dar situaciones cíclicas de dolor, pérdida, abandono, escasez, etc. Pero, lo más importante de todo es que el simbolismo del cielo estudiado desde esta perspectiva, te transmite un auténtico yo, una identificación muy profunda. Es normal emocionarse al sentirlo.

Estudié Biodescodificación y PNL aplicada a la Biodescodificación con Enric Corbera en 2010, el primer ciclo que hubo en España. Sigo aprendiendo de mi propia experiencia y he realizado miles de estudios de astrología desde el punto de vista más psicológico y práctico. Todo suma, el trabajo emocional ha sido un hito importante para comprender la psique humana. Hay que tener en cuenta que es muy difícil salir solo de patrones inconscientes porque el Inconsciente tiene una red compleja de resistencias con la finalidad de evitar el dolor y el stress y hay que contar con ello. Esas resistencias son mayores o menores, según el caso, el momento y el estado.

Pienso que la astrología debe ser eminentemente práctica y que debe de dar cambios en la vida real. 

La llave que aporta la astrología, junto a los patrones emocionales y  las señales simbólicas o el lenguaje onírico pueden ser realmente valiosos para comprender el complejo mundo Inconsciente y que haya cambios duraderos en la personalidad y en la vida real del consultante,

Mi Pasión

Creo profundamente que llegar a comprender el motivo y la causa origen de aquello que nos ocurre de forma consciente, es el  paso más importante para crear nuestra realidad tal y cual la deseamos. El lenguaje en que nos habla el inconsciente, el simbólico, es la llave para conseguir nuestras metas. y ese lenguaje es en gran parte coincidente con la astrología. Por eso la astrología es una ciencia que todas las culturas antiguas importantes del planeta tenían como una ciencia más, incluídas la musulmana, indú o védica, china, maya, azteca, romana, griega.  Muchos personajes importantes de la actualidad tienen un astrólogo personal.

Mis metas

Me gustaría poder transmitir esta nueva y personal forma de entender la astrología a quien quiera cambiar a una perspectiva nueva y original, tal vez, añadiendo su propio sello, a lo que ya sabe.

Mis metas en el mundo astrológico son el ayudar a otros a encontrar sus propias raíces, sin que las definiciones los limiten, todo lo contrario, se abran a nuevos horizontes. El lenguaje arquetípico es suficientemente amplio para dar cabida a una gran cantidad de posibilidades distintas desde la base de unos trazos generales e interrelacionados que dan una guía base que enriquece nuestra propia sensación de ser nosotros mismos, es una guía general que refuerza nuestra parte espiritual, junto con la emocional, física y mental.

Lo importante de este lenguaje es que resuena en nuestro interior y lo confirma nuestra experiencia.

Ir arriba
×