Potente Luna Llena, que se produce en los signos duales de Sagitario y Géminis sideral y con la conjunción de Plutón, muy estrecha, al Sol.

Todo lo que toca las luminarias (Sol-Luna) es importante. Plutón es el planeta de la transformación de la forma, de la muerte, de la sombra y el inconsciente, pero también lo es de nuestro poder escondido, de la capacidad de regeneración pese a haber tocado fondo. Señor del Hades porque simboliza nuestro destino, ya que éste no es dirigido por la parte racional, sino por el alma, el Ser Superior. Así, la muerte llega cuando el Ser lo decide, por mucho que nos empeñemos en controlarla.

En esta Luna llena el Sol (luz) y Plutón (sombra) se unen, conjuntan, y su diferencia se vuelve imperceptible. En la dualidad pueden parecer muy distintos, pero, realmente no lo son, y en esta Luna, aquello que parece habernos obstaculizado puede transformarse en nuestro mayor aliado, así como al revés.

Saber sacar de lo que nos obstaculiza, limita o produce dolor el regalo escondido es el mensaje de esta luna llena.
Otro mensaje es superar la apariencia, es decir, que nuestros actos se muevan más por lo que sentimos y menos por la conveniencia.

La frase «no duele crecer, sino resistirse a crecer» puede resumir muy bien el mensaje arquetípico del cielo para estos días.

Plutón nos recuerda siempre que la apariencia, la forma, caerá. Quien sepa mirar detrás de las cortinas de lo aparente puede encontrar el mayor tesoro, aunque no se manifieste aún.
Confiar en que ésto es así, saberlo con certeza, aunque no se perciba, es el mensaje de esta Luna y de las energías estelares de estos días.

Imagen: Códigos de Janosh: http://www.janosh.com/sp/work/artpage/47