La primera premisa de la astrología es manejar el tiempo. Los aspectos entre planetas y cúspides de casas se forman a través del tiempo.

Podemos entender la astrología de forma lineal o cuántica.

Lineal son los aspectos fluctuantes por sí mismos y cuántica es el patrón que entre sí forman, con otros patrones fluctuantes a su vez, y así a diferentes niveles de complejidad.

Se le suele llamar big data a las diferentes interrelaciones globales y no globales del estudio de datos  de estadística de cualquier tipo.

¿Qué debería proporcionar la astrología desde el punto de vista cuántico?, o, ¿cual sería su finalidad? Hay varios pasos:

¿Cómo lo consigue? interpretando lo que ocurre en el día a día en un aspecto no sólo de foto, sino de contexto.

Por ejemplo, tu mapa, tu consciencia, tu nivel vibratorio o intención y tus emociones tienen un tipo de vibración concreta o finalidad particular

Desde ese punto de vista de lo que realmente eres….. ¿ qué está realmente sucediendo con tal o cual experiencia respecto de lo que realmente soy ? Y lo que es más importante ¿para qué? pues si ya tengo la sabiduría que me aporta, no sufriré esa experiencia. El dolor equivale a resistencia. Cuando se acepta la sabiduría de una experiencia ya no se mantienen grandes resistencias ni por lo tanto, gran dolor.

El mapa astrológico sideral viene a determinar, desde un punto de vista espiritual en qué asignaturas somos maestros o repetidores, con todos los grados intermedios y posibles. Y esta cualificación se deduce de nuestra armonía o desarmonía con el resto de lo que valoramos «no somos nosotros». Como decía el antigüo Oráculo «conócete a ti mismo y conocerás el universo».

 

 

0 respuestas